Las múltiples formas de un club de lectura

Un club de lectura (book clubse reúne periódicamente para comentar un libro que sus componentes hayan acordado leer, compartiendo su interpretación y sus dudas.

Puede haber un coordinador (leader), monitor o animador que respalda la conversación con algunas preguntas.

La ubicación de cada evento será un lugar privado o público, este quizá menos engorroso y abierto a que se apunten más lectores.

Club de lectura presencial

Tres personas y un libro, lo cual podría simbolizar un club de lecturaCon frecuencia, estos grupos voluntarios se forman por iniciativa de instituciones públicas o sin ánimo de lucro como una biblioteca, un ayuntamiento, un centro cultural o una universidad. También los impulsan entidades privadas como centros comerciales, librerías o incluso un periódico (club de lectura del Diario de Navarra).

En algunos sitios se ponen en marcha grupos de lectura fácil, donde se proponen textos adaptados a personas con dificultades de comprensión lectora, sea por su edad, nivel intelectual, trastorno del lenguaje o desconocimiento del idioma oficial (inmigrantes).

>> Mapa de España: dónde leer fácil

Club de lectura a distancia

Existen asimismo comunidades que interactúan en línea, que se pueden organizar a través de sitios como ReadGroups, en las plataformas de lectura, en las comunidades de catalogación social o en alguna compañía de suscripción mensual como Librify.

Por su parte, la presentadora estadounidense Oprah Winfrey llevó un club de lectura en su programa durante años, con gran repercusión; cuando terminó su talk show, trasladó las recomendaciones a su web y las redes sociales dentro del Oprah’s Book Club 2.0. De manera similar, Facebook creó para 2015 la página A year of books, que tuvo éxito en seguidores y ventas aunque en número de lecturas puede que no. En clave de humor, Jimmy Kimmel presidió también su club, donde comentaba semanalmente libros infantiles con cuatro niños.

Otro tipos de club de lectura

Es posible coordinar la lectura con otra actividad que los asistentes puedan tener en común. Hay clubes dualespor ejemplo donde se habla del libro mientras se pasea o bien al tiempo que se calceta, se visita una galería de arte o antes/después de ver una adaptación cinematográfica.

Por otro lado, se han creado locales en diferentes partes del mundo para la lectura social, por ejemplo, para que los niños lean a los gatos. En algún establecimiento la gente se reúne para leer para sí, lo que les apetezca a cada uno, con tranquilidad, en un Slow Reading Club, como el iniciado en Nueva Zelanda.

Elegir libro para el club de lectura

El grupo de lectura puede no estar abierto a cualquier libro y seguir un género, una corriente literaria o un determinado autor, por lo que el catálogo de libros posibles está claro y es relativamente reducido. Además, la obra debe estar editada en la lengua que dominen todos los miembros.

Book Club Reading List es una web en la que a cambio de una tarifa los autores proponen sus libros y las formas en las que podrían participar en la reunión de un club de lectura (en persona, por videoconferencia). Entre la lista de títulos, varios grupos de EE. UU. eligen cuáles les interesan y cómo pueden contactar con el escritor.

 

Enlaces de interés:

A %d blogueros les gusta esto: