Análisis tras seis meses con mi primer ereader

Hace tiempo leí dos artículos (en concreto este y este) en los que ambos autores, después de un tiempo en el que habían probado a leer en ereader, decían preferir los libros de papel.

Ahora yo, tras ya medio año con mi primer ereader, voy a comentaros si me arrepiento de haberlo comprado. Por si alguien tiene curiosidad, el dispositivo en cuestión es un Kindle básico (como ya he mencionado varias veces:).

Leer en ereader: cantidad y calidad

  • ¿Leo más? Sí, leo más entre actividades y durante trayectos de más de media hora. Y me gusta.

    • ¿Solía leer muchos libros? No, la verdad.

      • ¿Que cómo se me ocurre crear un blog sobre el sector? Pues porque me interesa el mundo editorial; quizá no tiene mucho sentido, pero es así ^^.

      • Por cierto, en la vida a veces tenemos épocas. Puedes pasarte un tiempo sin ir al cine, pero eso no significa que ya no te guste o que un fin de semana de repente no veas tres películas casi seguidas.

    • ¿Habría actuado igual si el lector me hubiese tocado en una tómbola? Probablemente no, aunque quién sabe. Es cierto que puede que me haya estado empeñando más en leer, porque necesitaba sentir que mi decisión/inversión había valido la pena.

  • ¿Algún problema con la lectura de ebooks? Por ahora no se me ocurre nada que pueda clasificar como tal. A mí me resulta cómodo leer en ereader, en muchos aspectos.

  • ¿Compro más libros? En efecto. Leo muestras y, cuando un contenido me intriga y su precio es razonable, ¡clic!

    • ¿Tengo últimamente más poder adquisitivo? No…, pero sí he disfrutado de un cupón regalo que me ha servido para tres o cuatro lecturas digitales.

    • Todavía tengo pendiente mirar las opciones de préstamo en mi correspondiente biblioteca.

Conclusión tras medio año con un lector de ebooks

¿Me arrepiento de haber comprado el ereader? Para nada. Ya es uno más en mi familia de aparatejos. A mí la tecnología me tira un poco y eso influye, claro. Aún así, recomendaría que todo el que lea al menos uno o dos libros al mes pruebe si el libro digital es lo suyo, cuando tenga oportunidad.

Una mano sostiene un lector de ebooks con un salvapantallas puesto

Muy fan de los salvapantallas del ereader

 

A %d blogueros les gusta esto: