Qué añadir al manuscrito para que sea un libro

Considero manuscrito al texto desde dentro, de la introducción a los complementos finales, mientras que llamo componentes del libro a la información que se añade sobre el texto pero fuera de él. Leyendo ambos artículos se debería apreciar por ejemplo la diferencia entre prólogo, prefacio, introducción o epílogo.

Escribimos un texto, pues, pero el libro publicado será más que eso. Contar o no con los ingredientes mencionados a continuación dependerá del género del manuscrito y de si sencillamente consideramos oportuna su inclusión. El orden de alguno puede cambiarse según se prefiera.

Varias hojas de texto escrito

Elementos antes del texto

  • Entre la sobrecubiertala cubierta se pueden indicar el título de la obra, nombre del autor/es (que incluye al escritor e ilustrador, en los libros con dibujos), traductor, editor o redactor del prólogo. Además de una imagen, va el nombre de la colección y a menudo se incluye un logo (de una editorial registrada como tal o alguien que se autopublica).

  • Entre la anteportada, portada y la página legal y de créditos se señalan:

    • De nuevo el título y autores de la obra y los participantes en las diversas fases de publicación: los encargados de las imágenes, el editor, corrector, traductor, la editorial y quizá los datos de impresión (estos van también en la última página, en cuyo caso se llama colofón).

    • El tipo y número de edición. Si ha habido más de una de esa clase, se concretan las  fechas.

    • Condiciones de uso de la obra: copyright, copyleft o dominio público.

    • El código ISBN si se ha decidido utilizar.

    • El número de Depósito Legal cuando procede.

    • Incluso la etiqueta Twitter del libro, su hashtag, si tiene.

  • Algunas creaciones presentan una advertencia o disclaimer:

    • “Este es un texto de ficción. Cualquier parecido con personajes o hechos reales es coincidencia”.

    • Aviso de que se trata de contenido para adultos.

  • La dedicatoria a una o varias personas, con o sin una explicación.

  • La tabla de contenido puede ir antes o después del texto, dependerá de si se trata de un libro de papel o ebook, de si es ficción o no ficción o de si el libro está compuesto por creaciones de diferente naturaleza.

    • Además de esta, en trabajos académicos se desglosan en listas independientes las imágenes, figuras y/o abreviaturas.

¿Cuál es la diferencia entre prólogo, prefacio y demás?

  • >> Adoro los prólogos, aunque los aborrezco

  • A diferencia del prólogo, un prefacio (en inglés preface, author’s note o, si va al final, afterword; en francés avant-propos) lo redacta el autor para describir por qué ha creado esa obra y cómo ha sido su desarrollo.

    Hay diversos parasinónimos de prefacio y prólogo, esto es, vocablos cercanos a su significado, como preámbulo (¿abarca cualquier texto de presentación?), prolegómenos (establece los fundamentos de la materia que se va a tratar) o, procedentes de otras artes, el proemioexordio e introito.

  • Para apuntar las dificultades de la publicación, se puede incluir una nota a la edición.

  • Los reconocimientos o agradecimientos (acknowledgements) a quienes han hecho posible el texto, por ejemplo los beta readers. Esta parte puede incluirse en el prefacio. Al igual que la dedicatoria o la lista de contenidos, algunos lectores prefieren que estas secciones vayan al final de ciertos ebooks.

Elementos después del texto

  • Se puede ofrecer un medio de contacto con el autor y/o se invita al lector a suscribirse a sus novedades por email así como a visitar sus plataformas (web, blog, redes sociales).

  • Algún escritor pide al lector, por lo general al final de los ebooks, que si encuentra algún error en el libro electrónico no dude en comunicárselo. Ciertas librerías virtuales, como Amazon, insertan esta posibilidad de notificación como opción en las palabras que uno seleccione en sus dispositivos de lectura.

  • A menudo, el autor de un libro electrónico recuerda al lector que puede escribir una crítica de la obra. Varios escritores aseguran que este gesto incrementa el número de reviews, lo cual tienen en cuenta los usuarios cuando valoran un producto.

  • Una breve biografía sobre el escritor. En los libros impresos puede ir en la contracubierta o en una de las solapas, en el ebook acostumbra a ir al final.

  • Una referencia a otros títulos del catálogo o anteriores trabajos del autor, con un link a ellos (que puede ser de afiliado) o incluso adjuntándose un fragmento. Ahora bien, no suele estar permitido que en un ebook vendido en tal librería digital se ponga un enlace a la página de producto de otra tienda virtual.

    • Contemplemos que a algunos lectores les fastidia que haya excesiva promoción de otras obras y extractos de críticas.

  • En los libros de papel, la sinopsis del texto va generalmente en la contracubierta. Sin embargo, en los artículos científicos es común que un resumen o abstract preceda al contenido. Cuando se trata de libros electrónicos esta información puede ir en los metadatos, que no son visibles para el lector. En cualquier caso, la descripción se despliega igualmente en la página de la correspondiente librería digital.

  • En ocasiones, se cita a una autoridad que recomienda el texto. Sus palabras se ponen en la faja del libro impreso, la cubierta o la contracubierta de la obra de papel.

  • Los libros impresos en su contracubierta llevan de nuevo el ISBN, expresado como número y también con código de barras.

Recordemos que un manuscrito, a su vez, puede estar constituido por diversos apartados, como una cita inicial (epígrafe), una introducción, los diversos capítulos en que se divide el cuerpo de la obra, las notas o apéndices (glosario, mapa).

A %d blogueros les gusta esto: