¿Planeas antes de escribir o improvisas?

Antes de empezar a escribir nuestra idea, podemos preparar o no qué vamos a contar. Veamos lo que implica cada una de ellas y sus denominaciones.

Are you a pantser?

Máquina de escribir roja

La expresión inglesa to fly by the seat of the pants alude a improvisar, muchas veces bajo presión, dejándose llevar por la intuición y la experiencia o sin ayuda de instrumentos. A partir de este dicho, se ha popularizado el término pantser o escritor brújula en el ámbito de los creadores: aquel que empieza a redactar un texto sin preparación previa de sus ideas. Escribir a ciegas, solo con una brújula, probablemente con bastantes huecos que ya se rellenarán (TK > to come).

Are you a plotter, a planner, an outliner?

En contraposición al anterior concepto, están plotter, planner o outliner, referidos a aquellos que sí deciden planear la escritura de una obra, pues necesitan saber a dónde van desde el primer capítulo. Los escritores de mapa esbozan durante semanas o meses ciertas pautas flexibles que guiarán la confección del libro, esto es, crean el outline. Escriben con rumbo, siguiendo un mapa.

Sus anotaciones tendrán forma de esquemas, fichas, lista de escenas, cronologías, mapas, información sobre personajes, datos e imágenes que encierran la premisa de la historia o la exposición, el diseño de la estructura, la relación entre los apartados.

A pesar de lo que pueda parecer, no se espanta la creatividad. Esta técnica simplemente permite una visión global de lo que será el contenido y, por tanto, identificar sus posibilidades o puntos débiles antes de comenzar. ¿Tiene sentido? ¿Está bien colocado? ¿Gestionamos bien la información? ¿Y el ritmo?

Which one?

Cada uno determinará si le va más planear la escritura antes de ponerse a ello o no en función de su forma de ser y el tipo de manuscrito que desea componer. Algunos autores declaran ser híbridos, estar en un punto medio entre ambas nociones, lo que denominan plotser, plantser o tweener.

A %d blogueros les gusta esto: