WordReference y la mano del destino

Desde hace unos años entro en WordReference casi todos los días, no solo para saber el significado o pronunciación de muchas palabras, normalmente en inglés, sino también para que me sugiera algunos sinónimos en español (delito para algunos;).Portada azul con el título en rojo

Recuerdo cómo en la página principal, para elegir de cuál a cuál idioma se quiere traducir, bastantes veces pulsaba una extraña combinación de teclas tras la que acababa seleccionado el traductor de checo a inglés. Mi reacción era soltar un chasquido de impaciencia y me preguntaba: ¡¿por qué iba a querer traducir del checo?!

Pues parece que en la vida nunca se sabe si tendremos que aprender un idioma insospechado y escribo esta entrada desde la República Checa. Durante mi corta estancia, cada día agradezco a los dioses esa opción que antes me molestaba ^^ (así como tener datos móviles a un precio razonable, ya que estamos).

Otros detalles sobre aprender un idioma

Por cierto, he comprobado las coincidencias parciales de algunas lenguas eslavas en ciertos términos comunes (colores, números).  Parece que en este sentido son lenguas mutuamente inteligibles.

Curioso ese instante en que te traen el menú en inglés y, por ignorancia culinaria o lingüística, te das cuenta de que desconoces lo que significan la mitad de los ingredientes, en su mayoría vegetales y especias, aunque también insospechadas especies y porciones de animales (me siento un poco neandertal escribiendo así de carne).

Uno puede aprender un poco la lengua del territorio donde vive, como deferencia y primer intento de integración. Si la pronunciación es asequible y el contexto no requiere demasiadas palabras, alguien podría pensar que se tiene un nivel avanzado del idioma. El problema viene cuando el interlocutor interactúa pensando que entiendes y al final tienes que recurrir al inglés. La posibilidad de estos momentos ridículos de “si en realidad mí no comprender” cohíben un poco al intentar expresarse en la nueva lengua, pero espero que en mi caso las ganas de aprender ganen.

A %d blogueros les gusta esto: