Por qué texto oscuro sobre fondo claro en las pantallas

Hay funcionalidades, programas y extensiones para leer, teclear o navegar en modo nocturno. Sin embargo, en vez de fondos oscuros, yo necesito lo contrario: la opción de modo diurno.

Parece ser que el modo noche no solo me afecta a mí, pero otros lo eligen sin duda en comparación a la alternativa. ¿Es una cuestión de preferencia/costumbre o hay un mejor color de fondo para leer en pantalla?

Leer texto blanco sobre fondo de pantalla negro

No puedo estar más de cinco segundos leyendo un texto claro sobre fondo oscuro en el teléfono u ordenador, porque al rato siguiente veo la versión en negativo de las palabras, lo cual no solo es incómodo sino mareante. ¿Por qué?

Aquí va un párrafo de resumen y después unos cuantos de cómo he llegado a tal interpretación:

Mi conclusión es que en general los ojos tienen que esmerarse más para leer bien las letras claras sobre fondo oscuro y se cansan aún más si se despliegan en una pantalla con mucha luz azul que llega directamente a los ojos. Al mirar de nuevo a una superficie clara (sobre todo si es brillante), hay un poco agradable choque oscuridad-claridad acompañado unos segundos por la imagen fantasma de lo que se ha leído.

Luz reflejada y contrastes

Hay seres vivos e inanimados que emiten energía radiante. Su luz puede ir directamente al ojo o llegarle por su reflejo en elementos. El cuerpo humano espera que pase más bien lo segundo.

Para no tener que estar adaptándose entre claridad y oscuridad constantemente, los ojos agradecen que haya una iluminación ambiental (de una o varias fuentes) que implique homogeneidad de luminancia entre los objetos, es decir, sin mucha diferencia. Fuera sombras y destellos.

Por otra parte, en cuanto a sensibilidad para percibir las líneas y los contornos, un mayor contraste interno de los objetos y entre unos y otros es mejor para la visión humana.

La luz directa de las pantallas

Muchas pantallas emiten luz. Son lámparas frecuentemente a menos de un metro, cuyo porcentaje de brillo (brigthness) es regulable. Ciertos dispositivos vienen cada vez con mejor autorregulación. La intensidad no puede ser ni poca (contraste insuficiente) ni demasiada de repente o por acumulación (que deslumbren a nuestra vista o a ciertas superficies que miramos no es deseable y a veces el daño es irreversible). Vinculado a esto se encuentra la propiedad de la saturación del color, pues los colores vivos o fuertes centellean.

También en este sentido, un background oscuro de color apagado implica menos luz directa que uno claro. De hecho, para mostrar negro las pantallas OLED no necesitan encenderse, así que nada de iluminación en esos píxeles y energía ahorrada frente a otros tipos de tecnología.

Las pantallas y su porcentaje de luz azul

La luz visible emitida por algunas fuentes se compone de varias ondas, entre ellas las azules.

Especto de luz invisible y visible (colores)
  • La luz azul-turquesa influye en los ritmos circadianos (sueño/vigilia), las funciones cognitivas y el ánimo. Así, esta parte de la luz con longitud de onda corta nos invita a estar despiertos y dispuestos.
  • Por otro lado, la luz azul-violeta, la más corta y cercana a los rayos ultravioleta (UV), tiene más energía y fatiga la vista, pudiendo dañarla si nos exponemos de manera incorrecta (distancia, tiempo). Hay estudios al respecto pero no tengo clara su extrapolación.

Además del Sol, emite bastante luz azul artificial la tecnología LED presente en televisores y bombillas o pantallas de muchas clases de dispositivos (monitores, videoconsolas, teléfonos…).

Para intentar disminuir su luz azul LED, se pueden elegir tonos cálidos o poner protectores de pantalla específicos; también existen filtros incorporados en lentillas o gafas (las segundas son preferibles a las primeras ante tales fuentes de luz).

¿Emiten luz azul los ereaders?

Depende. Las pantallas de e-ink como la de mi Kindle básico no se iluminan, sino que activan mediante magnetismo la cara negra de sus cápsulas cuando corresponde. Estos necesitan, por tanto, buena luz en el entorno para poder leer adecuadamente.

Por otro lado, lectores de libros electrónicos como el Paperwhite usan iluminación, pero en vez de ser trasera como la de muchas tabletas (hacia afuera) es frontal (hacia el interior de la pantalla) por lo que la luz busca alumbrar únicamente el texto, así que su impacto es ínfimo en comparación a otros tipos.

Tecnologías de las pantallas como la tinta electrónica o LED seguirán evolucionando para buscar que se sigan comprando. Seguramente la industria estará pendiente tanto de las tendencias del mercado como del efecto mental y físico de décadas de visionado de pantallas.

La legibilidad según tipo y combinación de colores

La agudeza visual es la capacidad de discernir estímulos con nitidez. Y el cerebro procesa con más resolución los oscuros.

Las letras oscuras sobre fondo claro son más legibles según los estudios al respecto, esto es, prefiere lo que se suele denominar contraste positivo. Que las primeras computadoras tuvieran la interfaz contraria se debía a limitación tecnológica.

Ver mal un texto claro sobre fondo oscuro

Cuando el ojo recibe un estímulo, bien por tratarse de un ser que emite luz propia o por haber reflejo, parece ser que hay un brevísimo desfase en su percepción. Al terminar la exposición a este estímulo, una imagen residual (after image) permanece unos microsegundos en la visión en sus colores originales, en positivo.

Si con bastante iluminación se fija la mirada en un estímulo durante medio minuto aproximadamente, los receptores de esos colores que en circunstancias normales dominan se agotarán ante tanto trabajo continuo. Los receptores para los colores complementarios (inversos) se harán visibles entonces, conformando una imagen secundaria negativa, especialmente manifiesta si la vista se posa sobre fondos claros.

Deduzco de esta información que a mi visión le impacta leer sobre fondo oscuro, porque tras un tiempo tratando de descifrar las letras y después cambiar la mirada a una zona más clara (como el papel, una pared blanca u otro fondo pero claro), se produce cierto deslumbramiento que requiere adaptación y además la post-imagen en negativo persiste unos segundos caracterizados por ver borroso.

Habrá a quien esto apenas le influya, quizá por no suponerle tanto sacrificio visual leer sobre fondo oscuro (¿pantalla de gran calidad?, ¿texto grande?, ¿óptima elección de colores?) y/o por no haber tanta diferencia de luminosidad entre el background y la iluminación y colores del entorno. Y es comprensible que defiendan el modo oscuro ya que aprecian el hecho de que haya menos luz clara desde la pantalla durante horas; a su visión le compensa más este descanso.

La salud de la visión

Como no es su estado natural, para los ojos es un esfuerzo estar mucho tiempo enfocando de cerca una pantalla y puede haber consecuencias.

Además de los mencionados, hay otros factores que influyen en el cansancio, el estrés visual o el Síndrome Visual Informático (SIV). En síntesis: parpadeemos, variemos la distancia de enfoques y que la fuente de texto sea grande y contrastada con el fondo.

No encontré nada sobre eso que oí una vez de que combinar luz natural y artificial es perjudicial, pero sí hay investigaciones que apreciaron ventajas visuales a pasar tiempo fuera a menudo, expuestos a la luz solar.

Modificar los colores de una página web que estás visitando

Ahora que entiendo esto un poco, pretendo reducir cuanto pueda mi tiempo ante pantallas que emiten bastante luz azul, que no haya reflejos y que la iluminación de la estancia sea homogénea y en su justo nivel. Será un reto. Miraré bien qué alternativas de pantallas hay y sus desventajas; aunque no la haya probado aún, llevo un tiempo siendo bastante fan de la tableta reMarkable, que es casi como un cuaderno.

Cuando no sea posible evitar tales pantallas, para minimizar los efectos de texto blanco sobre fondo oscuro, intentaré revertir los estilos de los sitios web. Se puede cambiar manualmente cada página web que se visita, así como existen formas automáticas.

Cómo cambiar el código fuente de una página web ajena

Cada navegador permite acceder al código HTML de un sitio web y cambiar su apariencia durante esa visita concreta modificando su CSS. Por ejemplo, al pulsar el atajo Control+Shift+I (Inspect) en Chrome se parte la ventana para ver también el código. En cuerpo (body), en la sección de estilos (styles) encontraremos referencias al fondo (background-color) y fuente (font), que podremos cambiar para que el color sea del fondo sea blanco (#fff) y el texto negro (#000). Hay que saber qué buscar y qué sustituir o se convertirá en juego de ensayo y error.

Cómo activar un modo diurno automático

No me he topado con ninguna extensión que cambie los estilos de los sitios web oscuros a claros únicamente, pero sí he probado una para el portátil que permite estar en modo normal por defecto a no ser que clique en su botón para recargar e invertir colores. Lo malo es que se aplica a las imágenes también y que a veces lo contrario no es suficiente contraste (gris sobre fondo negro pasa a ser otro gris sobre fondo blanco), pero le doy a seleccionar todo y el color de selección hace legibles las letras.

***

He intentado razonar de manera que llegase a una explicación con sentido. Los datos consultados para este artículo no parecían del todo fiables; de hecho algunos eran contradictorios. Por ello (aunque en realidad como siempre), invito a que en caso de duda consultéis un profesional de la vista que acuda a bibliografía validada por un método científico.

A %d blogueros les gusta esto: